Artistas » Madonna

Videos de Música(58)

Show en Vivo(2)

Otro(4)

Destacado En(9)

Biografía

    "Madonna nació el 16 de agosto de 1958 en el barrio de Bay City (Detroit, Michigan), bajo el nombre de Madonna Louise Veronica Ciccone Fortin, hija de un trabajador de origen italiano, Silvio ""Tony"" Ciccone, y de un ama de casa franco-canadiense, Madonna Fortin. La familia se mudó después a Rochester Hills, localidad que algunos mencionan por error como la natal de la cantante. La infancia de Madonna estuvo marcada por la pérdida de su madre, quien murió cuando ella tenía cinco años de edad a consecuencia de un cáncer de mama. Su padre, al morir su esposa, se unió sentimentalmente a la niñera de la familia. Madonna tomó como una traición que su padre se casara con la niñera, por lo que nunca acabó de aceptarla y nunca volvió a tener la misma relación con su padre. La Madonna adolescente se definió por su carácter algo rebelde, su actitud nunca pasiva y más bien impaciente, y su temprano interés por los ídolos musicales. Bailaba el éxito de Nancy Sinatra, These Boots are Made for Walking, subida a las mesas; ella admitiría que en esos años quería llamar la atención y recobrar el cariño de su padre, que ella creía haber perdido por la irrupción de su madrastra. Después de varios meses de lecciones de piano, Madonna convenció a su padre para que la dejara tomar clases de ballet, en el cual resultó ser una bailarina nata. Asistió a la escuela superior Rochester Adam High School, donde fue una estudiante de excelentes calificaciones, muy buena en los deportes y miembro del escuadrón de animadoras. Después de graduarse en la escuela superior en 1976, recibió una beca de baile para la Universidad de Michigan, donde conoció al maestro de ballet Christopher Flynn. Además de ser el mentor de Madonna en el baile, él le mostró las primeras discotecas de ambiente gay y le aconsejó que probara suerte en el mundo del baile. Su vena artística se disparó y en 1977, gracias al apoyo de Flynn, Madonna abandonó la universidad, tras sólo dos años de asistencia, y se fue a Nueva York para seguir una carrera profesional centrada en la danza. Durante esa dura época, estudió con la diva de la danza moderna Martha Graham y con el discípulo de ésta, Pearl Lang. Madonna más tarde trabajó con varias compañías de danza moderna, incluyendo a Alvin Ailey y Walter Nicks. Su anónima carrera como bailarina fue prosperando progresivamente. Trabajó como bailarina en 1979 para la gira mundial del francés Patrick Hernandez, la estrella de la música disco conocida por el éxito Born to be Alive. Dentro de dicha gira, Madonna viajó por primera vez a París, donde empezó a cansarse al ver que era tratada por la gente guapa como un bicho raro: «Me miraban como diciendo: Mira qué chica se ha traído Patrick de Nueva York». Se cuenta que dejó el trabajo con Hernandez antes de tiempo. De vuelta en Estados Unidos, conoció a Dan Gilroy, con quien, además de iniciar una relación amorosa, crearía su primera banda de rock The Breakfast Club, en Nueva York. Madonna empezó tocando la batería, después tocaría la guitarra y finalmente sería brevemente la vocalista del grupo, antes de formar con su nuevo novio Stephen Bray Emmy and The Emmys en 1980. Después terminó su relación con Bray, aunque seguirían colaborando, y de hecho Bray produciría algunos de los mayores éxitos de Madonna. Intentando emprender una carrera de solista, Madonna comenzó a escribir y producir varias canciones de música synthpop y dance, las cuales le trajeron fama local en los clubs de Nueva York, particularmente en Danceteria y Kansas Kansas. Un demo o maqueta, producida con Bray, llamó la atención de un popular DJ de Nueva York, Mark Kamins, quien llevó la cinta al productor de Sire Records, Seymour Stein. En 1982, Madonna escribió unas cuantas canciones y Sire Records (sello discográfico dependiente de Warner Bros.) pagó 5,000 dólares por canción. Su primer single Everybody (Todos), fue producido por Mark Kamins. Pero no se convirtió en un éxito. Fue emitido en las radios de música R&B estadounidense con la falsa creencia de que Madonna era una artista afroamericana. Cuando se lanzó Everybody, no aparecía ninguna fotografía de ella en la cubierta, pero semanas más tarde se aclaró todo, cuando la discográfica dijo, mediante un comunicado, que Madonna era blanca. Esto provocó que perdiera una parte de la audiencia negra que la empezaba a seguir-. Su álbum debut, Madonna, era un compendio de canciones eurodisco o dance plagadas de ritmo y sintetizadores, que pronto calaron en el público. En una reedición posterior, el álbum fue titulado The First Album (El primer álbum) y se cambió la portada en tono sepia por otro retrato de Madonna en color. Obtuvo el lugar número ocho en las listas de popularidad de los Estados Unidos, y consiguió tres sencillos que entraron al Hot 100 (la lista de las 100 más populares): Holiday (Vacaciones), Borderline (Frontera) y Lucky Star (Estrella de la suerte). Con el tiempo gozaron de amplia difusión y se televisaron vídeoclips grabados para su promoción; Madonna apenas logró vender tres millones de copias en el mundo, y un millón en los EE.UU., pero hoy éste está certificado con 5 discos de platino (el más reciente en octubre de 2000), y ha logrado vender 10.5 millones de unidades en el mundo. Su imagen proyectada en ese tiempo fue la de una chica sexy con una mezcla de dance y punk. Por otra parte, sus vídeos seguían las mismas lineas de artistas innovadores como Michael Jackson y Prince, que ya tenían un notable éxito. Sin embargo, la auténtica revolución para ella se inició con la aparición de su segundo trabajo de estudio: Like a Virgin (Como una Virgen), todo un éxito internacional. El álbum fue producido por Nile Rodgers, con calculadas dosis de dance bailable dentro de un pop accesible. El sencillo Like a Virgin alcanzó el número uno en los Estados Unidos en diciembre de 1984, permaneciendo en esa posición durante seis semanas consecutivas en la Billboard Hot 100. El álbum logró vender en sus inicios 12 millones de copias. Su interpretación en el primer evento de los MTV Video Music Awards, vestida de novia, con liguero, medias de encaje, un cinturón que rezaba Boy Toy (Juguete para chico) y cantando sobre un pastel de boda, con una coreografía sugerente para su época, enfureció a los críticos, quienes la atacaron argumentando que su estilo provocativo fue usado para disfrazar su falta de talento. Esto solo provocó que más admiradores la siguieran y aumentara su ya prominente carrera. Madonna se casa en 1985 con el actor Sean Penn, del que se divorciará en 1988. Meses antes, el 10 de abril de 1985, inicia The Virgin Tour, su primera gira norteamericana, de dos meses de duración. La venta de entradas para los espectáculos de esta gira fue un récord. El mejor resultado fue para el Radio City Music Hall: 17.672 entradas vendidas en sólo 34 minutos. Cientos de chicas, fans incondicionales de Madonna, acudieron vestidas como ella. Los teloneros para esta gira fueron The Beastie Boys. A estas alturas, Madonna es el ídolo de moda, y todo lo que toca se convierte en oro. En julio de 1985, las revistas Playboy y Penthouse publican unas fotografías en blanco y negro que la cantante se había hecho hacia 1978, cuando trabajaba ocasionalmente como modelo artística. Tales fotografías causaron revuelo en los medios de comunicación y fuertes criticas a la cantante, quien al principio trató de evitar su publicación, y al no conseguirlo, se mantuvo a la vez quejosa y desafiante. En un concierto de Live Aid (Ayuda en vivo), hizo una declaración pública a los medios de comunicación: declaró que no se quitaría la chaqueta, a pesar del calor, porque «ellos podrían recordar dentro de diez años lo que yo haga ahora». Días después, Madonna apareció en la portada del periódico NY Post declarando respecto de las fotografías: «No me avergüenzo». El siguiente álbum de Madonna vio la luz en 1986: se tituló True Blue (triste verdad) y presentó melodías y temáticas más serias que sus precursores. La revista Rolling Stone no ahorró elogios: «Canta mejor que nunca, Madonna vuelca su voz para gritar...como poeta popular de la clase baja americana». Acaso influyó en tal juicio el video musical de Papa Don't Preach (Papá, no sermonees), donde Madonna encarna a la hija de un modesto inmigrante viudo que queda embarazada sin haberse casado. Para remachar el giro estético total, luce ropa vaquera y un pelo muy corto, teñido de rubio y mojado. No es una vampiresa, sino una chica trabajadora con problemas. El álbum era también el primero que la acreditaba como productora, además de contar con la colaboración de Patrick Leonard, quien se volvería su amigo y un colaborador a largo plazo. True Blue alcanzó el número uno en varios países y vendió pronto más de once millones de copias. Del álbum se desprendieron cinco sencillos: Live to Tell, Papa Don't Preach, Open Your Heart'(Abre tu corazón), True Blue y La Isla Bonita, alcanzando los tres primeros el número uno en las listas estadounidenses y los demás alcanzando el Top 5. Hasta la fecha, True Blue ha vendido 20 millones de copias en el mundo y ha sido certificado con siete discos de platino en Estados Unidos por más de 7 millones de copias, vendidas únicamente en los Estados Unidos. El 14 de junio de 1987, Madonna inició el Who's That Girl Tour en Osaka (Japón). Incluyó por primera vez en una gira a Europa, actuando en Inglaterra, Francia, Alemania, Holanda e Italia, siendo grabado para el vídeo oficial Ciao! Italia el recital de Turín, que fue retransmitido por televisión. Esta gira supuso el comienzo de su duradera colaboración con las vocalistas Donna DeLory y Niki Harris, además de acercar sus conciertos a una calidad de elaboración minuciosa, con bloques temáticos. Madonna rompió record al vender 150.000 entradas en 18 horas en el Wembley Stadium. Lo obtenido en las taquillas del espectáculo del 13 de julio en el Madison Square Garden de Nueva York se donó a la American Foundation for Aids Research (AMFAR), una entidad de lucha contra el sida. Esta gira además marcó su primer enfrentamiento con el Vaticano y con el Papa, quien prohibió a la gente asistir a los conciertos de la cantante. Más tarde, el Vaticano también expresó su disconformidad por la ubicación de una estatua de la cantante en la ciudad de Pacentro, Italia, lugar de origen de la familia paterna de la estrella. En 1988, Madonna vive una etapa de transición. Su matrimonio con Sean Penn naufraga y se cuenta que ella pidió el divorcio tras sufrir malos tratos. En 1989 presentó su esperado cuarto álbum de estudio, Like a Prayer (Como una plegaria), otra sorpresa musical que gozó de excelentes críticas y fue considerada su mejor grabación hasta entonces. Like a Prayer se presentaba como un trabajo mucho más reflexivo y personal que los anteriores, aunque su lanzamiento se vio espoleado por un notable escándalo (seguramente calculado) por el video musical de la primera canción promocionada, la que le daba título. En el vídeo, Madonna presencia un crimen y acude a una iglesia, donde de manera milagrosa, una estatua de un cristo negro cobra vida y la acaricia. Acusada de blasfemia, Madonna se vio expuesta a virulentas críticas, que supusieron la rescisión de un contrato publicitario por parte de Pepsi...si bien ella percibió el dinero pactado. El disco debutó como n.° 11 en Estados Unidos, aunque tres semanas después alcanzó el codiciado n.° 1 dentro del Billboard 200 (su tercer álbum número uno en Estados Unidos) y se mantuvo en dicha posición durante doce semanas consecutivas hasta alcanzar el platino al mes de su lanzamiento. El álbum permaneció un total de 277 semanas en el Billboard 200 y alcanzó ventas por catorce millones de unidades en EE.UU. y de 4 millones en el Reino Unido. Vendió más de 28 millones de ejemplares en el mundo entero. Además le dio a Madonna un nuevo #1 con la canción del mismo nombre del álbum, Like a Prayer (su séptimo sencillo #1 en Estados Unidos y el sexto #1 de Madonna en Reino Unido), colocando cuatro sencillos posteriores al primerdo dentro del Top 20. El video musical de Express Yourself supuso otro hito en el género, al presentar a una Madonna vampiresa y esclava sexual, que es retenida en una jaula de oro por un déspota. Con un presupuesto récord, Madonna lucía caros diseños de estilo años 20 inspirados en los cuadros de Tamara de Lempicka, como haría posteriormente en el vídeo de Vogue (1990). En el tramo final del vídeo, un obrero esclavo accede al dormitorio de Madonna, que aparece desnuda de espaldas, tendida sobre sábanas de seda. En 1990, Madonna vuelve al cine con un proyecto de máximas garantías: una adaptación del personaje de cómic Dick Tracy, protagonizada por Warren Beatty, con quien ella sostenía un breve idilio. Esta superproducción contó con otros actores de prestigio como James Caan, Al Pacino y Dick Van Dyke, y deslumbró por su cuidada escenografía. Madonna se acopló bien a su papel de Breathless Mahoney, la vampiresa que engaña a Tracy. Para la banda sonora de la película aportó tres temas, entre ellos la oscarizada Sooner or Later. Para explotar el disco, Madonna llevó a cabo una gira mundial: el Blond Ambition Tour (El tour de la Ambición Rubia) que pasó por Japón, Norteamérica y Europa. La gira fue todo un éxito a nivel mundial y se plasmó en el famoso documental En la cama con Madonna, para el cual la diva tuvo una cámara registrando todos los momentos que vivió durante los cuatro meses de gira. El título del reportaje, estrenado en cines, era engañoso: apenas incluía alusiones sexuales, y Madonna empleaba la cama para recostarse en ella con sus bailarines y conversar. Incluía escenas del recibimiento de Madonna en Madrid, donde fue agasajada con una fiesta por Pedro Almodóvar y su camarilla de actores predilectos. Antonio Banderas acaparó el interés de Madonna por unas semanas, y su aparición en la película ayudó a su lanzamiento como latin lover internacional. Finalizando el año 1990 Madonna publicó su lucrativo disco de grandes éxitos titulado The Immaculate Collection, el cual resume los casi ocho años de carrera de la diva, incluyendo dos nuevos temas: Justify My Love y Rescue Me. La provocación apuntada en Justify My Love se continuó en 1992 con Erotica, un álbum temático en el que Madonna trataba básicamente el tema del sexo y el amor desde múltiples ópticas, apoyada en sonidos a medio camino entre el club y el cabaret. La producción recayó en Shep Pettibone, quien había remezclado las versiones de baile de sus éxitos anteriores, y colaboró de manera más puntual André Betts. Pero por alguna razón, el proyecto no alcanzó el éxito comercial deseado, y tras buenas ventas iniciales, declinó rápidamente en las listas. El rechazo a la «Madonna porno» se acrecentó al redoblarse la polémica por los proyectos paralelos que vieron la luz simultáneamente: el libro Sex y la película de thriller erótico Body of Evidence (El cuerpo del delito). La pretensión de Madonna, según ella relató, era violentar o tensionar las normas impuestas por la hipocresía que ella veía en la sociedad norteamericana, que acepta mal todo lo relativo al sexo pero lo consume (privadamente) de forma masiva. También se dice que Erotica era un álbum demasiado audaz musicalmente para esos años, y que sus innovaciones hubiesen sido mejor acogidas una década después. El álbum fue lanzado en octubre de 1992 a la par que el libro Sex. El disco debutó en el puesto #2 dentro del Billboard 200, vendiendo 167.000 copias en su primera semana, permaneciendo 53 semanas en lista y llegando a las 2 millones de copias vendidas en Estados Unidos y a las 5 millones en el mundo; cifras notables para cualquier estrella pop pero inferiores a lo habitual en Madonna. Aunque retenía su renombre como estrella del espectáculo, Madonna atravesó un calvario de críticas y menosprecios a partir del fiasco de Erotica y su evolución casi exclusiva hacia los temas erótico-sexuales. Pero si no había calculado riesgos al lanzar a la vez un álbum, un libro y una película dentro del mismo tono escabroso, sí supo rectificar o dar un giro a su carrera en los años siguientes. En 1994 publica Bedtime Stories, álbum nominado al Grammy que supuso otro vuelco dentro de las tácticas pendulares ya casi habituales en ella. Es un trabajo relajado y dulce, apartado del escándalo, que a diferencia de su predecesor, se presentaba como un álbum sencillo y romántico, apoyado en sonidos urbanos, rap, drum n bass, etc. Contiene canciones de éxito, como la balada Take a Bow (Haz una reverencia), que se logró consolidar como el mayor éxito de la cantante en Estados Unidos al ocupar el nº 1 durante siete semanas consecutivas. En 1995, seguramente por exigencias de su contrato con Warner Bros., Madonna publica su recopilatorio de baladas llamado Something to Remember. El álbum contiene además, en colaboración con Massive Attack, la canción I Want You (Te deseo), versión de un viejo éxito de Marvin Gaye, y aquellas baladas con las que Madonna había participado en bandas sonoras. Mientras ocupaba un plano relativamente secundario en la música dance de Estados Unidos frente al empuje del grunge y las boys band, Madonna buscó la consagración como actriz en 1996, con el papel protagonista en la película musical Evita, interpretando a Eva Perón. Se editaron dos discos con la música original de la película Evita, así como en formato sencillo la célebre No llores por mí, Argentina, que encabezó las listas de éxitos. Madonna fue invitada a cantar en la 69ª entrega de los Oscar en 1997, donde interpretó uno de los temas principales de la película, You Must Love Me, que resultaría ganador del Óscar a la mejor canción original. Pero los logros de Madonna en esta época no fueron sólo profesionales. Durante un romance con el entrenador cubano Carlos León, quedó embarazada (realizó en tal estado el rodaje de Evita) y dio a luz, el 14 de octubre de 1996 en un hospital de Los Ángeles, California, a su primera hija, Lourdes María Ciccone León. El ascenso de Madonna en la década de los 90, a partir del tropiezo comercial de Erotica, fue progresivo pero sorprendente en una industria que olvida rápidamente a las viejas glorias Con el nacimiento de su hija Lourdes, Madonna afirmó haber recibido nuevas ideas y una mayor espiritualidad. En 1998, su séptimo álbum de estudio, Ray of Light (Rayo de luz), confirmó con hechos tal afirmación. Madonna vistió sus vivencias personales e introspectivas con los sonidos de Oriente, a los que se sumaron sonidos electrónicos, melodías a base de cuerdas por Craig Armstrong, un marcado gusto británico, abandono de la temática sexual como centro de sus canciones y todo ello bajo la producción clave de William Orbit que le otorgó sonidos líquidos y atmosféricos, el rasgo más característico del álbum. Orbit, al igual que otros productores posteriores de Madonna, era un productor-prodigio de gran inventiva, pero que en sus grabaciones en solitario resultaba disperso y menos comercial. El álbum dejó estupefacta a la crítica especializada: llegó hasta la posición número dos del Billboard 200, y desde ese momento ha recibido la certificación de 4 discos de platino por la RIAA. La crítica se deshizo en elogios hacia Ray of Light y fue considerado uno de los más grandes logros artísticos de toda su carrera Madonna siguió cosechando éxitos tras Ray of Light con su sencillo top-diez Beautiful Stranger (Guapo desconocido), una canción de pop años 60 que escribió con William Orbit y grabó para formar parte de la banda sonora de Austin Powers: The Spy Who Shagged Me en 1999. En el 2000 ganó con esta canción el Grammy número 5 de su carrera en la categoría por Mejor Canción Escrita Para Una Película, y algunos críticos dijeron años después, al publicarse un recopilatorio, que ésta era la mejor canción del mismo. El año 2000 fue muy favorable para Madonna, al coincidir su esperada boda con Guy Ritchie y el nacimiento de su segundo hijo (el primero de ambos), Rocco John Ritchie, con el lanzamiento de uno de sus álbums más exitosos. Music (2000) fue su octavo álbum de estudio, nominado a 3 premios Grammy (incluido el de Disco del Año) con el que dio un paso atrás en la exploración de la espiritualidad para volver a su faceta más festiva y al mundo de las discotecas con un estilo dance y house. Sin embargo, conservó el ingrediente introspectivo de Ray of Light en canciones tales como Paradise (not for me) (El paraíso no es para mí), e introdujo guitarras para un mayor sabor folk en Don't Tell Me (No me digas) y la balada Gone (Ida). Al hilo de este giro hacia el mundo country, Madonna ofreció su enésimo cambio de imagen y coreografía, con ropa y sombrero vaquero, escoltada por musculosos bailarines de atildado look texano. El álbum fue mayormente co-escrito y producido por el músico tecno francés Mirwais Ahmadzaï y generó tres sencillos, los cuales incluyen la canción que le daba título, el nº 1 mundial Music. Esta canción se presentaba como un llamamiento (no exento de ironía, según algunos) a la unidad de la gente por medio de la música, según una idea posiblemente inspirada en Sting, amigo de Madonna. Con todo, el principal acierto de la canción era el ritmo bailable y la lograda mezcla del tecno con un funk que recuerda a Prince. En 2001, Madonna emprendió la gira Drowned World Tour, la primera en ocho años (en el caso de Europa, la primera en once). En otro ciclo de fracaso + éxito, Madonna pasó de su dulce triunfo con Music a un tropezón tanto en críticas como en ventas con su siguiente álbum, American Life, y cuando muchos la daban por acabada o repetitiva, sorprendió con el álbum posterior, Confessions on a Dance Floor. El noveno álbum de estudio de Madonna fue American Life (Vida americana), lanzado en abril de 2003. El título pareció tomarse del popular dicho «American way of life» («El modo de vida americano»), que refleja una mentalidad consumista y competitiva que Madonna cuestionaba, pese a ser ella misma uno de los mayores productos de consumo. Los temas de las canciones fueron mayormente los sueños de triunfo, el precio de la fama y la sociedad de los Estados Unidos. Inspirada en parte por la turbulenta situación política de la invasión de Irak y sus convicciones pacifistas, Madonna presentaba una especie de álbum-denuncia, en una versión bailable de la canción-protesta de décadas atrás. Tal esfuerzo no se vio correspondido por los resultados musicales ni por la acogida del público. Algunos críticos se atrevieron a declarar que Madonna era antipatriota, en especial ante el video musical del primer sencillo publicado, American Life. Aunque se discute que fuese su álbum más atrevido y musicalmente más extremo, American Life presentó un lado más oscuro y serio de la cantante que no contentó a todos los críticos, aunque si a sus fans. Una vez más, ella trabajó con Mirwais y con Michel Colombier (quien había colaborado antes en el exitoso álbum Music), añadió un coro de gospel y guitarras acústicas. Madonna indagó con sonidos distintos a lo que había presentado en sus anteriores trabajos discográficos, pero no pareció acertar, acaso por los ritmos sincopados y las melodías menos pegadizas. Meses más tarde, en agosto, Madonna se presentó en los MTV Video Music Awards e interpretó una versión remezclada de la canción Hollywood combinada con su clásico Like a Virgin al lado de Britney Spears, Christina Aguilera y Missy Elliott. Se trató del acto de apertura de la entrega de premios y causó una gran controversia cuando Madonna besó en la boca a Spears y Aguilera sobre el escenario, imagen que fue noticia de primera plana de varios periódicos y revistas; en algunas ocupó la portada. El incidente fue luego simulado al final del vídeo musical del sencillo Me against the music del álbum In the zone de Britney Spears. Confesiones sobre una pista de baile está considerado el álbum más exitoso de toda su carrera, ya que pulverizó varios récords y supuso el «retorno triunfal» de Madonna al liderazgo de la música popular (si bien nunca había estado demasiado lejos). Para este álbum, Madonna recurrió al joven productor-prodigio Stuart Price, quien había liderado el equipo de músicos de sus dos últimas giras. Era un músico tecno bastante conocido dentro de la profesión, aunque hasta entonces se había centrado en trabajar para anuncios publicitarios en televisión y haciendo remezclas para otros cantantes. Para tales trabajos solía utilizar diversos nombres artísticos (como Jacques Lu Cont y Paper Faces), lo que dificultaba reconocerle. Stuart Price, según elogios de Madonna, era un ratón de discoteca, con una extensa memoria musical y «con un gusto exquisito» para picotear de géneros y culturas diversas. Eso explica que el álbum Confessions asombrase a la crítica con una acertadísima combinación de ritmos ya clásicos (disco, rock y dance), samples de canciones ajenas y toques sonoros de Oriente Medio y otras culturas. Se inspiraba en New Order, ABBA, Pet Shop Boys, Donna Summer, Giorgio Moroder, la New Wave estadounidense y el estilo electrónico de Goldfrapp o Royksopp. El álbum se convirtió en un rotundo éxito comercial, alcanzando el número uno en 41 países de todos los continentes, despojando a Los Beatles del récord que anteriormente poseían. En mayo de 2006, en plena euforia por el éxito de su álbum, Madonna emprendió su gira Confessions Tour por el mundo. Causó una controversia inmediata por la puesta en escena de la balada Live to Tell, ya que ella cantaba colgada de una enorme cruz de espejos. Como era previsible, dicho uso de la cruz fue tachado de irreverencia por círculos cristianos, aunque Madonna acompañaba la actuación de imágenes de la miseria en el mundo, y no había ninguna alusión sexual ni morbosa. Calificada por ella misma como «hiperactiva», Madonna lo siguió demostrando en 2006 como nuevo rostro de la casa de moda H&M. Una parte de la línea fue especialmente diseñada para vestir a Madonna y a sus bailarines durante la Gira Confessions.[12] Las fotografías para la campaña fueron tomadas por el reconocido fotógrafo Rankin en Hollywood. Madonna firmó un contrato válido para todo 2006 que estipulaba la promoción de ropa, y en 2007, en colaboración con la Directora artística de H&M, presentó la colección M by Madonna, bastante más importante y mejor que la línea que anunció en 2006. Madonna comienza 2007 con una imagen más madura y llena de caridad, al participar como el icono de Live Earth componiendo una nueva canción especial para ese evento al lado de Pharrell Williams: Hey You. Ese mismo año Madonna decide terminar con Warner Bros. y unirse a Live Nation para que ésta gestionase su carrera. Así mismo, graba un nuevo álbum y opta por renovarse una vez más para recuperar a su público estadounidense. Este álbum contendría como estilo principal el hip hop acompañado de funk, R&B, pop urbano, todos ellos sonidos populares es Estados Unidos. Madonna se acompaña esta vez de productores conocidos y muy populares como son Timbaland y Danja. El nuevo álbum de Madonna fue producido entre Pharrell Williams, Timbaland y Justin Timberlake en 2007 y principios del año siguiente. Se lanzó a la venta el 28 de abril de 2008 en Europa y en el resto del mundo, y para el 29 de abril en Norteamérica. Su titulo definitivo es Hard Candy. Es el último álbum de la cantante con el sello de Warner Bros. El primer single de Hard Candy, ""4 Minutes"", fue lanzado en marzo de ese mismo año, consiguiendo el éxito mundial. Otras noticias que se han vinculado sobre Madonna han sido el nuevo recopilatório que vería la luz en octubre de 2008, desde 1998 hasta este mismo año, incluyendo también canciones nunca editadas y otras de la década de 1980 y principios de 1990. También se esperan unos cuantos temas nuevos para la edición del álbum. Actualmente la cantante tiene prevista una gira mundial para el verano de 2008, y se dedicara a promocionar su disco todo el verano. La gira está recientemente confirmada por ella, para dar promoción al nuevo álbum, y conllevará el título de Sweet & Sticky Tour en el cual visitara América latina y México, que porcierto no ha visitado desde hace más de 10 años. Madonna, ya tiene pensado editar un nuevo álbum dentro de dos años, en 2010 con la nueva discográfica Live Nation, el cual será su primer álbum de estudio con ésta. Los rumores empezaron en junio de 2007: «Madonna ha roto el contrato con Warner Bros. para firmar un acuerdo por 10 años y 86 millones de euros con la promotora Live Nation». La mujer mejor pagada de la industria musical, la artista que reinventó la definición de superestrella pop, iba a redefinir también el papel tradicional de las discográficas. A través de este trato «sin precedentes», como lo describen fuentes cercanas al asunto, Live Nation vendería sus discos, montaría sus giras y controlaría el merchandising, espónsores y licencia del nombre e imagen de la reina del pop. A cambio, la diva de 49 años recibiría un anticipo de 12,5 millones de euros y otros dos pagos de entre 35 y 42 millones por tres discos. Según el rotativo The Wall Street Journal, Madonna comunicó su marcha a Warner, la discográfica que ha publicado todos sus hits, porque no pudo superar la oferta de Live Nation. Muchos leen este acuerdo como un nuevo modelo --versión siglo XXI-- para conducir el negocio de la música tras la agitada revolución digital de la última década. De momento se desconoce cuándo aparecerá el primer álbum de Madonna con la promotora de Beverly Hills, ni cómo esta compañía con escasa infraestructura de distribución lo hará llegar al público. El 11 de marzo de 2008, Madonna ingresaba en el Museo del Rock de EUA por su carrera de 25 años (condición marcada para acceder al mismo). La celebración contó con la presencia de Justin Timberlake, que se arrodilló ante ella, e Iggy Pop, quien de manera sorprendente se lanzó a cantar dos de sus éxitos, Burning Up (tema rockero muy apropiado para él) y Ray of Light. Iggy terminó lanzando un comentario a Madonna que jugaba con el significado de Like a Virgin. "